¿Cuánto cuesta una casa?

En la construcción de una vivienda es necesaria tanto la intervención de una serie de agentes (arquitecto, constructor, etc.), como la realización de determinadas gestiones.

 

Si desde un primer momento somos conscientes de todos los elementos que intervienen, así como del precio aproximado de cada uno de ellos, podremos realizar una buena planificación tanto de nuestro presupuesto como de los plazos, minimizando así costes e imprevistos.

 

Los costes a afrontar en la construcción de una vivienda se pueden agrupar en tres grandes grupos: costes de obra, costes técnicos y costes administrativos.

 

 

 

 

Este grupo es el que supone mayor peso desde el punto de vista económico. No sólo se incluye aquí la propia construcción del edificio, sino otros gastos derivados que pueden o no existir, dependiendo de cada caso.


 

- Compra de la parcela:

 

Éste será el primer coste al que nos enfrentaremos si queremos construir una vivienda desde cero. Puede ser muy variable, dependiendo de varios factores: situación, características del solar, condicionantes urbanísticos, etc.

 

Es importante saber de antemano si el terreno reúne las características exigidas por el ayuntamiento para poder construir en él y cuales son los parámetros urbanísticos exigibles para esa zona (alturas permitidas, retranqueos mínimos, tipo de cubierta permitida, frente de fachada, volumetría, etc.).

 

- Derribo:

 

Si en nuestro solar ya existe algún tipo de construcción que no queremos aprovechar, habrá que derribarla.

 

El coste del derribo dependerá de las características de la construcción a derribar, así como de otras cuestiones como son la accesibilidad a la parcela (posibilidad de entrada de maquinaria pesada), los edificios colindantes, la gestión de los residuos, etc.

 

- Acondicionamiento de la parcela:

 

Este coste viene determinado por la geometría de la parcela, el tipo y las condiciones del terreno. Incluye desmontes y terraplenes (en el caso de que existan desniveles en el terreno), vallado de la parcela (laterales, fondo, fachada y puertas de acceso), jardinería, pavimentos exteriores y construcciones auxiliares (porche cubierto para garaje, piscina, etc.).

 

- Construcción del edificio:

 

El coste de construcción de la vivienda dependerá principalmente de las dimensiones de la misma y de sus acabados (tipo de pavimento, aparatos sanitarios, muebles de cocina, luminarias, etc.)

 

Como ya hemos comentado en algún artículo anterior, es importante pedir varios presupuestos a constructores distintos para poder comparar y exigir presupuestos detallados, con el fin de evitar sobrecostes imprevistos.

 

 

 

 

Entre los costes de una vivienda, los honorarios de los técnicos son los que suponen menor impacto en el total de la inversión. No obstante, la elección de los técnicos es fundamental puesto que un buen profesional sabrá sacar el mejor partido a tus ideas, optimizar los costes, asesorarte, asegurarse de que todo se realiza como es debido y reducir al máximo los plazos e imprevistos.


 

- Arquitecto:

 

El arquitecto desarrolla diversas funciones a lo largo de todo el proceso de construcción de una vivienda, desde el diseño de la misma y redacción del proyecto, hasta la dirección y control de obra. Además, proporciona asesoramiento al cliente, tanto en la toma de decisiones como en las gestiones necesarias y pasos a seguir.

 

A la hora de elegir un arquitecto, por tanto, es aconsejable no basarse únicamente en su presupuesto sino también en su profesionalidad.

 

 - Arquitecto técnico:

 

Su función principal es la de director de la ejecución de la obra, asegurándose de que la ejecución de la misma se realiza según el proyecto, haciendo cumplir las órdenes del arquitecto.

 

También suelen ser los encargados del control de calidad de los materiales y de la seguridad y salud en la obra.

 

- Ensayos de control de calidad:   

                        

Es necesario realizar ensayos sobre los materiales a utilizar en obra, generalmente sobre el acero y el hormigón, para asegurarse de que cumplen la normativa vigente.

 

No obstante, el coste de estos ensayos en una vivienda unifamiliar es reducido.

 

- Estudio geotécnico y topográfico:

 

Para el correcto diseño de la estructura, es necesario conocer las características del terreno sobre el que vamos a construir.  Aunque siempre es aconsejable realizar un estudio geotécnico, en determinadas circunstancias puede no ser obligatorio.

 

Igualmente, el levantamiento topográfico no es obligatorio, aunque si la parcela presenta una forma muy irregular o con grandes desniveles también es aconsejable.

 

- Ingenierías:

 

En la construcción de viviendas unifamiliares no suele ser necesaria la intervención de ingenieros industriales o de telecomunicaciones, por lo tanto, salvo casos concretos, podemos ahorrarnos este coste.

 

 

 

 

 

Se engloban aquí todos los costes derivados de las gestiones administrativas e impuestos a los que estamos obligados cuando queremos acometer una obra.

 

 


 

- Licencia de obras:

 

Tasa que las nuevas construcciones tienen que abonar al ayuntamiento antes del inicio de la obra. Dependen de cada ayuntamiento y se pueden consultar por Internet o de manera presencial.

 

- Gastos notariales:

 

El coste depende del valor por el que se escriture la vivienda. Es necesario realizar la escritura de la obra nueva y en construcción, y de la obra terminada (en caso de financiación del coste de la escritura de la hipoteca).

 

- Registro de la propiedad:

 

Las escrituras han de presentarse en el Registro de la Propiedad de la localidad donde se han realizado las obras. Además del registro, hay que pagar el impuesto de actos jurídicos documentados.

 

- Contratación de servicios:

 

Nos referimos aquí  a la realización de acometidas (electricidad, agua y gas) y los costes por darse de alta en las distintas compañías.

 

- Gastos de financiación:

 

Habitualmente es necesario contar con financiación para hacer frente a los gastos que suponen la construcción de una vivienda. El banco que nos vaya a prestar el dinero será el que marque el precio de las gestiones para formalizar la hipoteca, y las condiciones de la misma.

 

 

Finalmente, es importante destacar que a todos estos costes habrá que añadirles el IVA, que es distinto según se trate de obras o servicios, o si se trata de primera vivienda o segunda.

 

Con las variaciones que actualmente está haciendo el gobierno sobre la Ley del IVA, lo más aconsejable es consultar el tipo vigente para cada caso en la web de la Agencia tributaria.

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Nisha Letts (domingo, 05 febrero 2017 08:29)


    Link exchange is nothing else but it is just placing the other person's blog link on your page at suitable place and other person will also do similar in support of you.

Síguenos en Facebook y Twitter: