Estrategias para la reducción del consumo energético (2)

Medidas de mejora en la envolvente del inmueble.

Como dijimos en la entrada anterior del blog, en la rehabilitación energética de edificios no es posible definir una solución única válida para todos los casos, ya que el consumo energético depende de diferentes factores y, además, cada inmueble presenta unas características singulares y unas deficiencias concretas.

 

Es precisamente en el análisis del comportamiento energético actual del inmueble y la valoración de sus puntos débiles, donde reside el éxito de las mejoras que vayamos a realizar; por ello, es fundamental la realización de una toma de datos inicial para poder enfocar las actuaciones en la dirección correcta.

 

Las medidas de mejora a adoptar pueden dividirse en tres grandes bloques: medidas de mejora en la envolvente del inmueble, medidas de mejora en sus instalaciones y buenas prácticas o estrategias para el ahorro energético.

 

Nos centraremos aquí en el primero de estos tres bloques, dejando los otros dos para posteriores entradas del blog. Si lo deseas, puedes inscribirte a nuestro boletín de noticias para mantenerte informado de todas las novedades.

 

Así, las principales medidas para el ahorro energético que podrían aplicarse en la mejora de la envolvente del inmueble serían:

 

- Adición de aislamiento térmico.

 

Esta medida es, generalmente, muy efectiva, si tenemos en cuenta que las viviendas construidas antes de 1980 no suelen tener aislamiento térmico (puesto que no existía normativa al respecto) y que es en el 2006, con la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación, cuando la legislación se vuelve más exigente, contemplando entre sus objetivos la reducción del consumo energético de los edificios.

 

Un edificio bien aislado conservará mejor la temperatura en su interior, por lo que consumirá menos energía en calefacción y refrigeración. Las posibles soluciones son:

 

  Adición en fachada, por el exterior Esta medida afectará al aspecto exterior de la fachada, por lo que no siempre es viable. Conviene consultar con el ayuntamiento si existe algún tipo de protección urbanística, y también con el resto de propietarios.
  Adición en fachada, por el interior Esta medida no afecta al aspecto exterior del inmueble, pero perderemos algo de superficie útil al incrementar el espesor del cerramiento.
  Relleno de la cámara de aire Los problemas de las dos soluciones anteriores quedan resueltos con la esta opción, aunque su ejecución es algo más compleja y los resultados obtenidos pueden diferir, en parte, de los esperados.
  Adición de aislamiento en cubierta

Si se va a realizar allguna intervención sobre la cubierta, debería considerarse mejorar el aislamiento, aunque éste no sea el motivo principal de la rehabilitación.

Puesto que la cubierta de un inmueble es un elemento común, antes de intervenir, se debe consultar a todos los propietarios.

  Adición de aislamiento en suelo

Útil para suelos en contacto con el terreno, en contacto con el aire o en contacto con un espacio no habitable (garajes, etc.).

Esta medida supone, generalmente, un pequeño incremento en el espesor del suelo, lo que puede presentar conflicto con otros elementos, como con las puertas de paso.

  Trasdosado interior de los pilares de fachada Aconsejable cuando la fachada del inmueble dispone de aislamiento pero los pilares adosados a la misma no (con lo que se convierten en puntos débiles desde el punto de vista energético).
Adición de aislamiento en cajas de persiana

Aconsejable si la fachada del inmueble dispone de aislamiento pero las cajas de las persianas no (con lo que se convierten en puntos débiles desde el punto de vista energético). 

La efectividad de esta medida dependerá, en parte, del conjunto de la ventana (tipo de vidrio, marco, sistema de apertura, etc.).  

- Sustitución o mejora de los huecos.

 

Hay que tener en cuenta que los huecos son uno de los puntos débiles desde el punto de vista energético, por lo que la intervención en los mismos suele ser bastante efectiva.

 

Sustitución de los vidrios por otros más aislantes Esta opción no siempre es viable, ya que la carpintería debe permitir la sustitución del vidrio por otro de mayor espesor, simple o doble. Existe también la opción de sustituir los vidrios existentes por otros de tipo bajo emisivo, con el mismo espesor.
Mejora del control solar / Sustitución de vidrios con control solar Al igual que en el caso anterior, la carpintería debe permitir el cambio de vidrio.

Existen en el mercado unas láminas adhesivas (que no interfieren en la visibilidad) que mejoran el control solar sin necesidad de sustituir el vidrio, lo que supone una opción interesante.

Sustitución de las ventanas (vidrios y marcos) Es importante tener en cuenta que las medidas descritas anteriormente para los huecos no son siempre viables y que, generalmente, la calidad del vidrio y el marco van en consecuencia, con lo que normalmente conviene la sustitución de la ventana completa (mejorando vidrio y marco); aunque habría que estudiar cada caso concreto.
Mejora de la estanqueidad de las ventanas Aconsejable si se detectan filtraciones de aire. Incluye la instalación de burletes, sellado de juntas, etc. La sustitución de ventanas correderas por batientes, oscilobatientes o abatibles es siempre efectiva.
Incorporación de doble ventana

Opción bastante utilizada en climas fríos, su viabilidad depende de la posición de la ventana en el hueco y del espesor del muro.

Incorporación de elementos de protección solar

Nos referimos aquí tanto a protecciones fijas (lamas, voladizos, etc.) como a móviles (toldos, lamas regulabres, mallorquinas, etc.)

Estos elementos, al igual que los vidrios con control solar, mejoran la demanda de refrigeración, por lo que no son necesarios en las ventanas orientadas a norte. Sin embargo, en ocasiones, conviene colocarlos en todas las ventanas para mantener la estética de la fachada.

Como hemos visto, existen gran variedad de opciones, sobretodo teniendo en cuenta que únicamente nos hemos centrado en el análisis del primer bloque de medidas, las relacionadas con la mejora de la envolvente del edificio.

 

Estas y otras medidas están contempladas en el programa informático reconocido CE3X para la certificación energética de los edificios existentes, que el equipo de Aene1 Arquitectos utiliza tanto para obtención del certificado energético y su etiqueta, como para el análisis del comportamiento actual del inmueble, su estudio y la valoración de las actuaciones más oportunas, en cada caso.

 

Si estás interesado en realizar alguna reforma, necesitas asesoramiento o tienes alguna duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. El equipo de Aene1 Arquitectos te atenderá sin compromiso.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Síguenos en Facebook y Twitter: